¿RESISTIRÁ EL BLINDAJE ELECTORAL?

Por

en

Hermosillo. El blindaje electoral es un término demasiado pequeño que se enfrenta a las ambiciones generadas por quienes compiten por un puesto de elección popular.

Los 32 diputados locales —21 de elección popular y 11 plurinominales— que serán electos en los próximos comicios decidirán en qué se gastarán los dos mil 497 millones de pesos que tendrá el Congreso sonorense en los siguientes tres años.

De 2018 a 2021, periodo por el que serán electos, los próximos congresistas sonorenses gozarán de 834 millones anuales en presupuesto únicamente para atender las necesidades del Poder Legislativo local.

No solamente eso. También decidirán el destino de unos 56 mil 451 millones de pesos anuales del presupuesto estatal y, al cabo de tres años de gestión, los próximos diputados avalarán recursos por el orden de los 169 mil millones de pesos.

Quienes resulten ganadores en las votaciones del próximo año para dirigir las 72 alcaldías sonorenses, tendrán por responsabilidad gastar 21 mil 813 millones de pesos.

Cada año los jefes munícipes erogan unos 7 mil 271 millones de pesos que les entrega el Poder Ejecutivo estatal, según informa el portal oficial de la Secretaría de Hacienda estatal, en el apartado de presupuesto estatal.

Peor aún. Los perfiles que busquen una diputación federal por la demarcación de Sonora levantarán la mano para aprobar un presupuesto anual de 7 mil 629 millones a gastarse en la Cámara de Diputados.

Al cabo de tres años de gestión, con la posibilidad de reelegirse otro trienio, tendrán para gastos camerales 22 mil 887 millones de pesos.

Los legisladores federales definen el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), que anualmente es de 4.8 billones de pesos.

En los tres años que fungirán como congresistas de la Cámara Baja, aprobarán el destino de 14.4 billones de pesos.

Las exorbitantes cifras que están en disputa superan cualquier regla electoral, blindaje o examen de conciencia.

El centro de la discusión se centra en cómo se gastarán 14.4 billones de pesos y la autoridad electoral no está a la altura del conflicto.

 

A la pregunta: ¿Resistirá el blindaje electoral? La respuesta es: No, no hay antecedentes. Inhibe algunas conductas, pero no frena esa ilícita práctica.

El proceso electoral inició el 8 de septiembre y concluirá el primero de julio de 2018.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios