PERSISTE FALTA DE CULTURA EN LA COMPRA DE SEGUROS

Por

en

Hermosillo. México es un país con más de 100 millones de habitantes y, aunque existen las condiciones para que la mayoría de sus habitantes cuente con la cultura de asegurar sus pertenencias, es un hecho que registra cifras muy bajas.

En entrevista, Homero Monreal González, director nacional de Membresía de la Asociación Mexicana de Agentes, Seguros y Fianzas AC, detalló la situación que se vive en México, en relación con el tema de los seguros en sus diferentes modalidades.

 

—¿Es común que las empresas estén aseguradas, o la sociedad civil, tomando en cuenta que son muy altos los índices de inseguridad?

—Desafortunadamente, en México tenemos muy baja cultura del seguro. Tenemos unas estadísticas muy bajas; por ejemplo, tenemos que de cada 10 unidades solo tres están aseguradas; de cada 100 casas, siete están aseguradas; de cada 100 personas, nueve tienen seguros de gastos médicos. Realmente son cifras muy bajas, en cuanto a contratación de seguros que tenemos los mexicanos.

 

—¿Por qué sucede esto?

—Por una baja cultura del seguro. No es tanto porque no haya la capacidad económica para ello, ya que hay muchas facilidades.

La mayoría de las aseguradoras, a través de casas comerciales, tienen seguros que los pueden comprar con cargo a la tarjeta, ya sea semanal, quincenal, mensual o anual. Hay muchas ofertas para un seguro, más bien es falta de cultura.

 

—¿Cómo afecta esto? ¿En qué repercute en el país en lo general?

—Repercute en forma negativa, tanto en las familias como empresas. Porque cuando ocurre un siniestro de diversas magnitudes, como lo que pasó en el sur del país, hace días con los sismos, y como hay muy baja cultura del seguro, con muy pocas empresas y casas que estén aseguradas, hace que obviamente muchas personas pierdan sus propiedades y esto obviamente provoca que ya no se vuelva a ser lo mismo.

 

—¿Cómo se encuentra Sonora en ese sentido?

—Sonora tiene un poco mejores números; pero, aun así, siguen siendo muy bajos. Tienen influencias por el país del norte, donde hay muy una alta cultura del seguro.

En la parte fronteriza de Sonora hay más cultura de asegurar sus cosas. En Hermosillo se está creciendo, sí tenemos un poco más cultura que en el centro del país; pero, aun así, nos falta mucho por hacer.

 

—¿Cuál sería el porcentaje de Sonora en comparación con el resto del país?

—Son muy parecidas a las que hay a nivel nacional: en el rubro de los carros es del 30 por ciento; casas nueve por ciento y seguro de vida un 12 por ciento. En términos generales, esas cifras son muy bajas en comparación con otros países.

 

—¿Qué se necesita hacer para convencer a la gente, si hay todas esas alternativas para asegurar sus pertenencias?

—Los medios de comunicación son una fuente muy importante para poner a los agentes de seguros, bancos o empresas departamentales. Lo importante es que se aseguren, hay opciones para asegurarse y de forma accesible.

 

—La desconfianza en aseguradoras, ¿también afecta?

—Para eso existen organismos como la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, que puede decir cuáles son compañías serias, y la misma Condusef. Ellos cuentan con información en sus portales, donde vienen las calificaciones de las aseguradoras, en lo general.

Aunque, aquí, quiero dejar algo muy claro: lo más importante es el agente de seguros, porque la compañía únicamente emite la póliza de acuerdo a la solicitud del cliente; pero el que realmente está preparado es el agente, que diseña el producto adecuado para la persona o empresa con las coberturas necesarias, montos y demás.

 

—¿Qué es lo que menos se asegura en Sonora?

—La vivienda. Casi la mayoría que sí lo está es porque tiene un crédito hipotecario; esto se da más con las personas de clase media hacia alta, quienes si están más acostumbradas a aseguras sus casas; pero, de ahí en fuera, son muchos más los que no lo hacen.

 

—¿Los empresarios tienen la cultura de asegurarse?

—Hay un poco más, no como se quisiera; pero falta mucho por hacer. Ellos aseguran principalmente sus negocios o empresas. Y esto, hemos notado, ha estado creciendo a raíz de los casos de inseguridad que se han disparado y los cuales los afectan como negocios o a su patrimonio.

Finalmente, quiero decirles que todos los seguros son importantes; pero el básico es el de automóvil.

Por eso considero que es inaceptable que un estado como Sonora no tenga una ley que obligue el seguro de automóviles.

Si hablamos de esto, podemos decir que están asegurados tres de cada 10 carros y, entonces, cuando sucede algún choque podemos afirmar que uno o ninguno de los involucrados cuentan con seguro que solvente ese daño.

 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios