ELECCIONES SONORENSES, LAS MÁS CARAS DE LA HISTORIA

Por

en

 Hermosillo. El Consejo General del Instituto Estatal Electoral (IEE) aprobó el proyecto de Presupuesto de Egresos y el Programa Operativo Anual 2018, que asciende a 498 millones 704 mil 595 pesos y 74 centavos.

En sesión extraordinaria y por unanimidad, los árbitros electorales definieron, el 15 de octubre anterior, que —del monto total— alrededor de 138 millones 254 mil 949 pesos serán destinados para prerrogativas partidistas. Y los 360 millones 449 mil 646 pesos restantes serán utilizados para gastos operativos del organismo local electoral.

En este 2018, la responsabilidad del IEE será organizar los comicios en 72 municipios y 21 distritos locales.

Esta jornada electoral será la más cara en la historia de Sonora, debido a que en el proceso democrático de 2015 se gastaron 460 millones en renovar las 72 alcaldías, los 21 distritos electorales y la gubernatura, donde obtuvo la victoria la priista Claudia Artemiza Pavlovich Arellano.

 

El costo de la democracia

Si los recursos a utilizarse en la campaña electoral de 2018 se comparan con el presupuesto de egresos estatales 2017 se obtendría que:

El presupuesto del IEE es dos veces los recursos que recibe la Oficina de la gobernadora Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, que es de 234 millones anuales; casi tres veces los gastos de la Contraloría estatal, que para este año destinaron 183 millones y cinco veces los recursos de la Secretaría de Economía local, que cuenta con 75.3 millones cada año.

No solo eso. Los casi 500 millones de pesos que gastará Sonora en las elecciones locales en 2018 es 12 veces lo invertido en la Comisión para Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que este año gastó 40.3 millones; es nueve veces lo que se envía al Centro de Evaluación y Confianza (C3), encargado de calificar a los policías, y que en 2017 tuvo un presupuesto de 54 millones.

La millonaria cifra del IEE es mayor a los recursos que reciben 50 municipios de los 72 ayuntamientos contemplados en la geografía sonorense.

 

En pesos y centavos 

Estos recursos —los 498 millones de pesos— representan el trabajo de 17 mil 054 años de una persona que percibe el salario mínimo de 80 pesos diarios.

Un reportero  o trabajador de los medios de comunicación tendría que trabajar sin descanso 6 mil 010 años para reunir los 500 millones de las elecciones, si se compara con el tabulador oficial de salarios mínimos profesionales que establece el pago de 227 pesos diarios a cada comunicador.

En su caso, un cocinero tendría que trabajar 12 mil 181 años para reunir la cantidad que se gastará la casta política el próximo año.

O un zapatero, que gana diariamente 99 pesos diarios, tendría que trabajar 13.7 milenios para absorber el costo de los comicios del próximo 1 de julio.

Si el presupuesto electoral sonorense se compara con la canasta básica se tendría que con los casi 500 millones se podrían comprar 19.9 millones de kilogramos de tortillas de maíz, que a estas fechas tiene un costo promedio de 24 pesos.

También se podría estimar que con el gasto anual del IEE se podrían comprar 4.5 millones de kilogramos de carne de diezmillo de baja calidad, que tiene un costo aproximado de 110 pesos.    

Y si se toma esa millonaria cantidad para obtener frijol pinto se comprarían 24.9 millones de kilogramos.

En este acuerdo, el aprobado por unanimidad por el Consejo General del IEE Sonora, se precisa que “si el Congreso del estado aprueba en sus términos el monto global autorizado por este Órgano Electoral para el ejercicio fiscal del año 2018 y en caso de que las partidas relativas a la celebración de plebiscitos, las sesiones de cómputos y al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) no sean utilizadas en su totalidad, el Consejo General del Instituto acuerda que los remanentes derivados de tales economías sean reintegrados al Poder Ejecutivo.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios