FRENAN CON AMPARO A MINA LA PITALLA

Por

en

Hermosillo.- La mina La Pitalla SA de CV, que opera con capital canadiense de Argonaut Gold Inc. y cotiza en la bolsa de Toronto con las siglas TSX:AR, tiene un valor estimado de 11 mil 942 millones de pesos en recursos minerales.

Sin embargo esa opulencia financiera es incapaz de neutralizar el amparo concedido a los residentes del municipio de La Colorada con el que se ordenó se frenaran las explosiones en esa empresa.

La Pitalla SA de CV cuenta con recursos minerales para extraer 398 mil onzas de oro con un valor de mercado de mil 339 dólares por onza. Asimismo tienen en proyección la obtención de 6.9 millones de onzas de plata a un preciode 16.52 dólares por onza.

Entonces, si se suman los 533.2 millones de dólares del oro, más los 113.9 millones de la plata, se establece que Argonaut Gold Inc. en su proyecto de La Pitalla tiene un valor de 647.2 millones de dólares.

No obstante, el juicio de garantías con número de expediente 336/ 2018 fue otorgado a los habitantes bajo el argumento que las voladuras y sus consecuentes detonaciones ponen el riesgo la vida de los habitantes debido a que viviendas y espacios públicos han sufrido daños en su infraestructura.

La orden fue signada por un juez del Tercer Distrito el 20 de marzo anterior y desde inicios de abril las detonaciones mineras frenaron.

El abogado Osvaldo Contreras explicó al portal independiente de Vigilia Sonora que el juicio de amparo se interpuso en contra del permiso de Compra, almacenamiento, y consumo de explosivos en la industria de la minería expedido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“La empresa está facultada por Sedena para hacer detonaciones enseguida de las casas, entonces, este permiso afecta la salud, la vida, el medio ambiente, y en general, el modo de vida de los pobladores de La Colorada”, acusó.

También dijo que el permiso está mal otorgado porque afecta a la población en sus derechos constitucionales y de los tratados que los reconoce como seres humanos.

“La suspensión del uso de explosivos en La Colorada es definitivo en tanto se resuelva el juicio de amparo. Me parece muy acertada la decisión del juez por que se antepone la vida de los pobladores sobre los intereses particulares de la mineral”, destacó.

Y no es para menos la negativa judicial, en el tajo central de la mina La Pitalla SA de CV tiene un polvorín de 30 mil kilogramos de "alto explosivo", 10 mil kilogramos de "agente explosivo" y 10 mil metros de "cordón detonante", mil metros de "conductores" y 12 mil "iniciadores", según permiso del 17 de febrero de 2012, otorgado la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos que expide la Sedena para almacenar este material  a 100 metros del pueblo.

En una comunicación oficial de este jueves 12, Argonaut Gold Inc., informó a sus inversores en Ontario, Canada, que la mina La Pitalla tiene reservas de material dinamitado para que “las operaciones continúen normalmente” hasta el lunes 16, cuando se tiene programada la primera audiencia que resolvería el fondo el juicio de amparo.

La Pitalla SA de CV, se encuentra en el municipio de La Colorada, en una comunidad rural, localizada a unos 45 kilómetros al sureste de Hermosillo con una población de  mil 663 habitantes, de acuerdo a los datos del Inegi. Se ubica en el kilómetro 45 de la carretera federal 16, Hermosillo-Tecoripa. Fue fundada en 1741 por jesuitas mineros y revivió en 1895 con la llegada del tren a Sonora durante la dictadura de Porfirio Díaz.

Es un poblado de origen minero y los primeros moradores se asentaron a la vera de los arroyos donde "lavaban" el oro que era posible encontrar a simple vista en los cauces de la región.

La devastación, en una primera etapa, fue orquestada por los propietarios de la mina El Dorado que inició operaciones en 1989 y se retiró en 2005. Después arribó minera La Pitalla SA de CV, una empresa mexicana con recursos canadienses de la firma metalúrgica Argonaut Gold Inc.

En ese otrora apacible pueblito cada día hay un antes y un después de las explosiones o voladuras de la tarde.

Inician siempre con el atemorizante ulular de una sirena nacido en el tajo central de la mina donde se activan las descargas explosivas que a la postre cimbran la tierra y saturan, por segundos, el espectro de sonido del otrora ejido apacible.

Tras la voladura, que se puede dividir hasta en siete detonaciones diarias, siempre de lunes a viernes, se levantaban inmensas columnas de polvo que nacen en las entrañas de esta mina extendida a lo largo de 230 hectáreas y para este 2018 tienen una extensión aproximada de 600 hectáreas, en un predio superior a las mil hectáreas de superficie.

En promedio se realizan cinco voladuras semanales, divididas en 30 detonaciones, que al mes suman 120 y al cabo de un año se contabilizan mil 440. Desde 2012, los residentes de La Colorada han experimentado 6 mil 840 explosiones.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios