AMENAZA FANTASMA DE LA DIVISIÓN A PETISTAS Y MORENISTAS EN SONORA

Por

en

De acuerdo con varios hechos que se han venido dando, sobre todo desde que asumieron el poder los nuevos alcaldes y los diputados del Congreso local, hay quienes advierten de una guerra intestina que se viene gestando entre morenistas y petistas, que aun cuando se la jugaron unidos en la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, por lo que se ha visto, ahora las cosas cambiaron, toda vez que los amenaza el fantasma de la división.

Quienes figuran en el medio se llaman Alfonso Durazo Montaño, senador y futuro secretario de Seguridad Pública Federal, así como la también senadora Ana Gabriela Guevara, futura directora general de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Los hechos que despertaron la sospecha de esa rivalidad y que por su origen y los objetivos distintos de cada partido difícilmente tendrá reversa son:

PRIMER CASO: el alcalde morenista, Santos González, de San Luis Río Colorado, pasándose por el arco del triunfo el rechazo reiterado del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, al nepotismo, contrató a su hijo Alejandro González, como asesor de Presidencia, y quien lo ha venido denunciado ante los medios de comunicación y en las redes sociales es un regidor del PT, del que de momento desconocemos su nombre.

SEGUNDO CASO: en Hermosillo el regidor del PT, Armando Moreno Soto, ha venido presionando a la alcaldesa morenista, Célida López Cárdenas, para que contrate a su esposa María Dolores Rodríguez Tepozano, como directora de Cultura Municipal, e incluso la ha amenazado con que, si no le concede ese caprichito, no será su aliada en el Cabildo. Cabe mencionar que a la alcaldesa capitalina, la señalan como una persona muy cercana al exgobernador Guillermo Padrés Elías, e incluso en la pasada Legislatura fungió como diputada local por el PAN, trabajando desde esa trinchera en busca de la candidatura a la senaduría de la República, sin embargo, al cerrarle el camino el entonces dirigente nacional, Damián Zepeda, hoy senador, la dama optó por voltear a Morena, donde le abrieron las puertas y la lanzaron a la Alcaldía, logrando el triunfo que todos conocemos. Pero ahora no pocos la señalan de favorecer a la gente cercana a Padrés Elías, e incluso dicen que ha sacado de la jugada a simpatizantes de Morena y el PT, para colocar a panistas, y que han visto cuando Roberto Dagnino, cuñado del oriundo de Cananea, pasa con toda confianza a sus oficinas de Palacio, como no lo hacen los propios morenistas.

TERCER CASO: Alejandro Moreno, hijo del exdirigente estatal del PT, Jaime Moreno Berry, tuvo serios problemas con la alcaldesa López y fue cesado de la dirección de Inspección y Vigilancia del municipio.

CUARTO CASO: en Guaymas la alcaldesa del PT, Sara Valle Dessens, ha recibido mayor presión por parte del regidor de Morena, Juan Luis Portillo Liera. Esto por haber contratado a su cuñado Esteban Luna García como tesorero de la comuna. Y como consecuencia de lo mismo ha multiplicado los conflictos entre los regidores porteños, porque el edil morenista, Arturo Lomelí, lanzó veladas amenazas al regidor independiente Ernesto Uribe Corona, quien también se le ha ido a la yugular a la alcaldesa Sara Valle, que por cierto, ya había fungido como presidenta municipal del puerto, pero hace 19 años un 19 de abril de 1999 fue destituida del cargo mediante el procedimiento de revocación de mandato, que por primera vez lo aplicó el Congreso del Estado, en la historia de Sonora y fue 17 meses antes de culminar su trienio para el que había sido electa por el PRD de 1997 al 2000. En aquellos tiempos esa legislatura estaba compuesta también por los diputados, Guillermo Padrés, Ines Palafox, Javier Villarreal, Francisco Bojórquez, Carlos Tapia Astiazarán, José Guadalupe Curiel, Carlos Navarro López, entre otros.

QUINTO CASO: hay quienes nos aseguran que a raíz de que el regidor morenista, Juan Luis Portillo Liera, denunció el caso de nepotismo de la alcaldesa Valle, la rivalidad fue a repercutir también en Empalme, donde fue denunciado por nepotismo el alcalde Miguel Francisco Genesta Sesma, al haber contratado en el Ayuntamiento a sus consuegros Francisco Valdez Magallanes, como coordinador de Desarrollo Urbano y Marcos Hernández en la administración del rastro municipal, con el pretexto de que los señores colaboraron en su campaña política, dejando de lado si cuentan con el perfil o no, para el desempeño de ambos cargos.

SEXTO CASO: en Cajeme, el alcalde morenista, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, con quien ha batallado más en Cabildo ha sido con el regidor del PT, Rosendo Eliseo Arrayales Terán. Aunque si le consideran a razón a Arrayales en algunos puntos, sobre todo en el caso de la casualidad que manifiesta al contratar el matrimonio de Karina Montaño Alcorn que labora como tesorera del municipio y su esposo José Luis Delgado López, como jefe de la oficina de Presidencia. Mariscal es un profesionista que ha desempeñado varios cargos, entre ellos la dirección general de ITESCA, donde fue señalado por auto liquidarse sin renunciar, allegándose un cheque por la cantidad de 762 mil 363 pesos, que le provocaron severas críticas. Y según personas cercanas a la institución, fue obligado a regresar alrededor de la mitad de ese dinero, que según los que saben de números laborales, no le pertenecía. Posteriormente se lanzó como candidato a la Alcaldía y el primero de julio la gente votó por él, aunque hay quienes aseguran que como en muchos otros casos, el electorado se fue con la ola a favor de López Obrador, pero sea como sea, lo hicieron llegar a la Alcaldía que a solo dos semanas de desempeñarla ya le está causando serios dolores de cabeza, sobre todo en el tema de la inseguridad, porque al tomar posesión del cargo el 16 de septiembre pasado, le recibió al alcalde saliente, Faustino Félix Chávez, con 24 muertes violentes en lo que iba de ese mes, pero en solo 14 días él le sumó 26 más, haciendo un total de 50 crímenes, cifra que además de aterradora, es considerada histórica no sólo en Sonora, sino en todo el país. Por lo anterior, es imperativo que Mariscal Alvarado y su más cercano equipo de colaboradores, piensen a la voz de ya, en tomar medidas urgentes con el fin de frenar esta ola violenta que mantiene a la población cajemense, en el terror y la zozobra, al ocurrir más muertes aquí que en los países en guerra.

SÉPTIMO CASO: el diputado guaymense, Rodolfo Lizárraga, coordinador del PT en el Congreso local, acaba de criticar severamente a los diputados de Morena, a quienes les dijo que al Congreso se debe ir a hacer política no politiquería. Más concretamente les dijo que ya es hora de que se integren las comisiones para empezar a trabajar en favor de sus representados, pero en clara alusión a los morenistas, dijo que hay legisladores más interesados en el nombramiento de nuevos funcionarios o encargados de despachos de las diferentes direcciones en el Congreso, que en cumplir su trabajo como diputados. Y de acuerdo a los acontecimientos, esta música es claramente dedicada para la presidenta de la Mesa Directiva de ese cuerpo colegiado, Rosa María Mancha Ornelas, quien, por cierto, ya fue demandada penalmente por 16 de los directores, por abuso de autoridad.

OCTAVO CASO: el diputado cajemense del PT, Orlando ‘Siri’ Salido, en días pasados anduvo muy apegado tanto al diputado Raúl Castelo Montaño, como a la coordinadora de MORENA, en el Congreso, Ernestina Castro y de un tiempo a la fecha se ha venido apegando más a los diputados petistas. Y todas estas diferencias, dicen los que saben que se debe nada más y nada menos, a que tanto Durazo, como Guevara, ya marcaron territorio, con miras a la sucesión de gobernador en el 2021, lo que implica que la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ al menos en Sonora, ha pedido esencia. Pero eso no es todo, porque dicen que conforme se vayan acercando las fechas esa rivalidad irá creciendo. Y si no lo cree, chéquese esto: a raíz de la evidencia del divorcio entre morenistas y petistas, en la lucha por la candidatura de Durazo y Guevara, ya hay quienes dicen que el autor intelectual de esa división se llama Manlio Fabio Beltrones, utilizando el principio y la estrategia que reza ‘divide y vencerás’. Y todo porque considera que ambos partidos juntos y unidos en Sonora, difícilmente habrá fuerza política que les gane, por tal motivo y de acuerdo con su gran amigo y compañero de varias batallas políticas, Alberto Anaya Gutiérrez, dirigente nacional del PT, decidió zanjar la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ en Sonora, con el fin de irle abriendo el camino paulatinamente a su hija Sylvana Beltrones Sánchez, quien por cierto, el mismo MFBR, ya le ha apuntalado dos iniciativas que pegan directamente en el bienestar de los ciudadanos, como los son la legalización de millones de autos ‘chuecos’ que circulan por el país, y la relacionada con los apoyos fiscales a empresas que omitan el uso de plásticos. Y por si eso fuera poco, hay quienes aseguran que con tal de que Sylvana llegue a la gubernatura, pronto veremos el efecto, por un lado, de nuevas estrategias de división en ambos partidos, con el fin de dejar liquidada totalmente la coalición. Y por el otro, Beltrones con su vasto equipo de incondicionales en el ámbito político, están elaborando sendas iniciativas que donde quien dará la cara será la joven senadora, hasta ver pavimentado su camino al edificio de doctor Paliza y Comonfort, en Hermosillo.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios