PROLIFERAN LAS PLACAS FALSAS DE TRIBU YAQUI

Por

en

Como preocupante calificó Mario Luna Romero, vocero de la Tribu Yaqui, que circulen miles de vehículos con placas de la etnia, ya que en su mayoría son falsas, lo que ha sido aprovechado por la delincuencia, situación que ha salido a relucir en hechos violentos, donde algunos de los carros portaban este tipo de documentos.

Alertó que el problema es a tal grado, que han detectado organizaciones, dentro y fuera de las comunidades indígenas, que se dedican a expedir placas de la Tribu Yaqui, pero no cuentan con autorización de las autoridades tradicionales, pues oficialmente sólo deben de andar en circulación alrededor de 200 unidades, convirtiendo esto en un negocio muy lucrativo.

“El problema de las placas es un tema que se está abordando actualmente entre las autoridades de la Tribu Yaqui, porque la verdad las policías municipales, estatales y federales han sido muy complaciente con nosotros en el sentido que nos respetan por nuestra condición económica y ética, nos respetan las banderas y logotipos que tenemos, pero se ha estado pervirtiendo esa situación”, señaló.

Reconoció que no existe un control real en la expedición de placas, ya que no hay un padrón vehicular, pero las placas y los logotipos de la Tribu Yaqui no están autorizadas para cualquiera, son exclusivos para las personas que están al servicio de la comunidad.

“Hemos detectado en Empalme que está saturado de placas de la Tribu Yaqui, también en Obregón, las mismas personas han denunciado, se les da la atención, se les hace el favor de respetarse, pero tampoco abusen”, indicó el indígena.

Explicó que para poder portar placas de la Tribu Yaqui, el primer requisito es ser de la tribu, lo que en la credencial de elector es muy fácil de identificar, y en segundo, los vehículos oficiales de la etnia deben traer obligadamente un membrete, “pero esto se ha pervertido”.

“Nosotros ya hablamos con la Policía Federal y la Estatal para que se les haga una revisión exhaustiva a todos los que traen estas placas, pero bueno, ya estará en ellos si hacen uso de la autoridad”, mencionó.

Para ellos, dijo, es mucha responsabilidad que un vehículo con placas yaquis se vea involucrado en algún delito, porque pone en riesgo la credibilidad de la tribu.

 

Problemas con la Gendarmería

Agregó que otra situación que se presentó recientemente, es una denuncia contra personas a bordo de patrullas de la Gendarmería en Empalme, que se encargaban de extorsionar a yaquis que portan placas, a los cuales les piden hasta 20 mil pesos de multa con la amenaza de si no pagaban se les decomisarían los vehículos.

“Por temor a represalias estas personas no pusieron las denuncias, pero sí acudieron con las autoridades tradicionales a solicitar apoyo para que hagan el llamado de alerta a las corporaciones policiacas”, añadió.

Para ellos, indicó, que es preocupante que se tome tan a la ligera este problema, porque si bien hay situaciones en las que se puede detonar irregularidad, pues también se fomenta desde afuera.

“Nosotros tenemos que seguir denunciando que se nos respete nuestra autonomía, pero nosotros también debemos de respetar las normas y las leyes, sujetarnos a ellas”, concluyó.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios