“DEMANDAS LABORALES FALSAS, UN MAL QUE NO DEBERÍA DE EXISTIR EN SONORA”

Por

en

HERMOSILLO. En Sonora hay varios sectores como el empresarial, el académico e incluso el de los abogados, que han hecho hincapié que en la entidad se debe modificar el Código Penal y poner un alto a todos esos abogados y despachos que se prestan para interponer demandas laborales falsas.

Esta situación no es ajena a la Secretaría del Trabajo en el Estado que dirige Horacio Valenzuela Ibarra, quien dio a conocer su posición como titular de esa dependencia en Sonora sobre ese tema en lo particular que considera como un cáncer que se tiene que erradicar por completo de los tribunales laborales y de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

 

Secretario, ¿cuál es su posición sobre la propuesta que ya hizo la Barra Sonorense de Abogados para que se reforme el Código Penal en Sonora y se cree la figura de fraude específico a quien busque infringir la ley con demandas laborales falsas?

Sé que se trata de una propuesta hecha precisamente por la Barra Sonorense de Abogados y la cual le solicita al Congreso del Estado, que se debe reformar el Código Penal de Sonora para que se cree como fraude específico por simulación de acto jurídico en demandas laborales que se compruebe sea falsas.

Desde luego que nosotros compartimos la iniciativa de la Barra Sonorense de Abogados. Creo que esta es una inquietud muy válida, muy profesional que ha surgido después de observar lo que ocurre en los tribunales laborales y en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, donde se ha arraigado desde hace tiempo a personal o profesionistas poco profesionales que no atienden a los valores éticos del buen ejercicio de su labor, inventando demandas falsas de trabajadores que no existen.

Por eso la Barra Sonorense de Abogados propone un nuevo tipo penal que se llama fraude procesal y se actualiza ese delito cuando alguien presenta una demanda por un supuesto trabajador que nunca existió ni laboró en alguna empresa en específico. Cuando la parte demandada contesta la demanda y dice no conocer al trabajador, se está actualizando entonces ahí un delito de fraude.

 

¿Fraude en qué sentido?

El fraude lo que tutela es el engaño, que quieras obtener un beneficio con lucro engañando a la autoridad, presentando una demanda de hechos totalmente falsos o acompañando documentos falsos y que busquen obtener un beneficio económico a costa de otras personas.

Así se actualiza el delito y eso lo estaríamos recibiendo con gran beneplácito por parte de la autoridad laboral, porque iniciaremos un proceso de profilaxis profesional, de limpieza en nuestras áreas de trabajo en el estado. Ese tipo penal ya lo tienen unos cinco estados del país y han logrado abatir las demandas falsas mediante ese nuevo tipo penal inhibiendo esas conductas.

 

Esto, ¿qué tantas pérdidas económicas generan a las empresas en Sonora?

Desconozco ese dato, pero lo que sí podemos decir, es que ese hecho en lo particular genera un grave problema en lo económico, laboral y legal. No se vale que haya acoso y amenaza a una fuente de trabajo, que les generen incertidumbre, que tengan desatender las labores diarias de su actividad para atender otras cosas o litigios inventados, simulados y donde las partes no existen.

La autoridad del trabajo celebra mucho esa iniciativa y ojalá el Congreso del Estado la acepte, la haga suya y así en Sonora haya un nuevo tipo penal para inhibir esas conductas que tanto daño le hacen a la economía del estado.

 

¿Qué tan comunes han sido estos casos?

Hay datos que cerca del 30 por ciento de los asuntos que están en las juntas, son falsas o inventadas. Hay algunos litigantes que se prestan a esa práctica ilegal y por eso gran parte de los asuntos que están en las juntas son de ellos y muchas de ellas parecen que son falsos. Necesitamos poner leyes más duras que detengan ese delito y establecer precedentes de lo que no se debe de hacer en la entidad en materia laboral.

Como Secretario del Trabajo, mi función es respaldar todo lo que sea acorde al derecho, a las buenas prácticas y a lo que está estipulado en las leyes, por eso no concordamos que existan aun abogados y despachos que no respeten la digna labor que es la abogacía.

 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios