LLORAR, LA NUEVA FORMA DE GOBERNAR EN MÉXICO

Por

en

Ciudad de México.-  El intento de lloriqueo de la alcaldesa hermosillense, Célida Teresa López Cárdenas, durante su primer informe de gobierno se convirtió en una burla nacional.

Los noticieros de todos los linderos de la geografía del país consignaron el melodrama montado por la jefa munícipe capitalina la mañana del 16 de septiembre anterior.

El amague de llanto fue motivado por la incapacidad municipal de pavimentar las calles de Hermosillo, en donde el 60% de la superficie de rodamiento ya cumplió su tiempo de vida útil.  Es decir, 16 millones de los 24 millones de metros cuadrados de las vialidades hermosillenses cumplieron 40 años de existencia, sin mantenimientos preventivos e ineficaces atenciones correctivas. 

“La gobernadora me dice que no llore, que tengo que ser fuerte… Yo qué más quisiera que pavimentar toda la ciudad”, sollozó Célida López mientras se enjugaba las lágrimas.

Después consignó: “Todos los lunes nos enfrentamos a un estado financiero y a las cuentas bancarias de la ciudad”.

Esta no es la primera vez que la presidenta municipal se decanta por un melodrama en público ante la precariedad del municipio hermosillense. El mismo día que rindió protesta también intentó romper en llanto después de conocer las deplorables condiciones que guardaban las arcas municipales al término del trienio del alcalde, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, alias “El Maloro”.

“Aunque esta administración no tengo un quinto, les juro que se sentirán orgullosos de mí en el gobierno. Yo voy a demostrar que esta será la administración más ejemplar en el norte del país y de todo México”, desenfundó Célida López la mañana de 16 de septiembre de 2018 frente a unos mil invitados que asistieron a la ceremonia de Cambio de Poderes organizada en el auditorio del Cobach Villa de Seris.

Los desplazamientos político-escénicos anteriormente descritos generaron una andana de reacciones periodísticas en la marquesina nacional. Desde los principales medios de comunicación en prensa escrita, televisiva y virtual hasta programas de revista que se mofan de la política mexicana.

Los usuarios de redes sociales y público en general dividieron su opinión respecto a si con estos quejidos se resuelve la problemática de una ciudad.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios