“A LOS POBLADORES DEL RÍO SONORA NOS HAN OLVIDADO”

Por

en

Hermosillo. A un poco más de cinco años del derrame de desechos tóxicos por parte de la mina Buena Vista del Cobre de Grupo México en las aguas del Río Sonora, aún los pobladores de toda esa zona mantienen su reclamo con las autoridades para que obligue a esa empresa a remediar los daños que provocó por ese hecho.

Hace unos días acudió un grupo de pobladores de diversos municipios que forman parte de toda la geografía del Río Sonora, a las oficinas de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que tiene su sede en la ciudad de Hermosillo, ya que ahí se habría de llevar a cabo una reunión entre alcaldes que representan a los municipios afectados por ese derrame del 2014 con autoridades estatales, federales e incluso legisladores locales.

Y ahí precisamente, en las oficinas de la Semarnat Sonora, pudimos entrevistar a un grupo de residentes de los municipios de Baviácora y Ures principalmente que forman parte del llamado Frente Unido Rio Sonora. Los afectados externaron abiertamente sus reclamos por la forma en que no se ha podido avanzar con la remediación de los daños en aspectos como el de la salud, económica y ambiental.

La señora Martha Patricia Elarde Ortega, quien se dijo afectada en su salud por el derrame de desechos tóxicos sobre el Río Sonora, contó, a nombre del resto de sus compañeros, que el hecho de que ese frente haya acudido hasta las instalaciones de la Semarnat en Hermosillo fue para conocer qué avances había sobre ese acontecimiento que, recalcó, le marcó y cambió la vida a miles de habitantes que han sufrido de muchas maneras por ese suceso.

 

¿A qué se debe este nuevo acercamiento con la autoridad federal?

Para nosotros no es un acercamiento con la autoridad federal necesariamente. A nosotros se nos informó desde estas oficinas que se convocaría a una reunión con los presidentes de los municipios que se han visto afectados por el derrame que ocasionó en el 2014 el Grupo México y por qué los propios presidentes la solicitaron.

Para nadie es un secreto que nosotros, miles de habitantes de la zona del Río Sonora, tenemos un problema muy severo, muy grave, porque hemos estado lidiando ya con esta que es la tercera administración municipal en nuestros municipios. Desgraciadamente estos presidentes no nos representan porque están alineados completamente a las políticas del Gobierno del Estado de Sonora y están prácticamente coludidos con la empresa Grupo México.

 

¿Cuáles son los presidentes que mencionan?

Los presidentes de Ures, Baviácora, Aconchi, San Felipe de Jesús, Huépac, Banámichi y Arizpe.

 

Y entonces, ¿qué exigen ahora en esta visita?

Queremos ya saber de una vez por todas en qué va todo esto del derrame y las remediaciones, queremos saber a qué se van a comprometer los alcaldes con los afectados y con el resto de la población que representan.

Este es un tema al cual no se le ha dado carpetazo, hemos visto la voluntad política de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, donde lo ha manifestado que se va a solucionar y eso es lo que nosotros esperamos. Pero mientras se esté dando todo este juego político, muy sucio por cierto, sabemos que tardará, pero sinceramente estos cinco años pasados ya, han sido de puro sufrimiento y mientras tanto la empresa que nos ha hecho tanto daño, sigue trabajando como sin nada y se hizo pato al no remediar los graves daños que nos causó a miles de sonorenses.

Nosotros no nos sentimos representados por esos presidentes municipales, pero tampoco podemos dejarnos sin escuchar, se supone que ellos, los presidentes, deberían de ser nuestros intermediarios en soluciones, pero no han servido a la fecha para nada, salvo para otros intereses.

 

Entonces, a la fecha, ¿el asunto del Río Sonora sigue siendo político?

Es un problema político, el conflicto de la minera vino a procurar un conflicto enorme político, vino a afectar gravemente a toda la región. El dinero del fideicomiso se usó para mantener estructuras políticas, no para remediar los daños. Por eso requerimos que la Secretaría de Gobernación venga a arreglar este asunto.

 

¿Sigue la contaminación y problemas de salud?

Sí, claro que sí, eso no ha cambiado en mucho desde que se dijo que se harían acciones para remediar esos daños. Ahora también, no tenemos pozos, potabilizadoras, la economía rural está por los suelos, estamos en la calle y todo porque el Río Sonora está envenenado por ese derrame del 2014.

Hay pruebas de todo eso que hemos dicho, es una realidad lo que vivimos en el Río Sonora. Somos muchas personas que hemos resultado gravemente afectados en nuestra salud y las atenciones médicas han sido una simulación. Estamos a punto de interponer una denuncia en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, porque el Gobierno ha violado nuestros derechos a la salud, a agua de calidad y demás.

En lo personal, tengo pruebas de que antes de ese derrame, en mis estudios salían cero en metal plomo y ahora a la fecha tengo 6.2, lo cual me ha generado un daño hepático por consumo de agua de las mismas purificadoras o agua de garrafón que se supone estaban libres de toda contaminación. Mucha gente ha muerto después del derrame de tóxicos en toda la zona del Río Sonora. Ya no queremos que más gente pierda la vida por eso.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios