ES GRAVE EL PROBLEMA DE LOS JÓVENES SICARIOS: INVESTIGADOR

Por

en

Uno pudiera pensar que ese tipo de cosas no suceden en nuestra sociedad más cercana o que solo pasa en las películas o ya de plano en otros países. Pero no, México es uno de los principales países donde la problemática del ‘sicariato’ ha permeado entre la juventud y llevándolos ya sea a la cárcel o a la tumba.

Antonio Barragán Bórquez tiene 31 años de edad y acaba de ser galardonado con el primer lugar en el Sexto Concurso Nacional de Investigaciones Criminológicas 2018 por un trabajo que exhibe parte de la realidad que viven en México miles de jóvenes: Adolescentes Sicarios en Internamiento.

Para conocer más sobre ese ensayo, el destacado sonorense explica con mayores detalles sobre ese trabajo que muy pocos tocan, pero que saben que existe, que saben que le duele a toda una sociedad.


Antonio, ¿por qué hacer un trabajo de investigación sobre de cómo los menores o los jóvenes ingresan al crimen organizado?

Yo ya había trabajado temas relacionados con la delincuencia juvenil aquí en Hermosillo en la licenciatura y ya traía ese antecedente. En este caso me puse a estudiar los casos más graves de la delincuencia juvenil actual, que son los casos de adolescentes sicarios menores de edad en el sicariato.

 

¿Cuánto tiempo te tomó realizar todo ese trabajo?

Este artículo, con el que gané el concurso, fue producto de una investigación que hice en la maestría en el Colegio de Sonora, pero en este artículo intento explorar otras cuestiones, adjunto otras variables que no había tratado en la tesis de la maestría como las variables de la familia, del internamiento o las cuestiones para la detección de estos jóvenes que no trate en la tesis.

También exploré otros casos de jóvenes que son los presuntos culpables, fallas en el proceso de justicia y esas cuestiones. Además, anoto el caso del joven que fue emboscado durante las diligencias de su proceso penal en el 2016; también lo anoto como una consideración después. Eso pasó cuando yo concluí la maestría, pero es un caso que me pareció muy relevante para considerarlo.

Este joven, que era trasladado de Hermosillo a Ciudad Obregón, fue emboscado a salida de Hermosillo.

 

¿Y qué datos duros encontraste en ese trabajo de investigación?

En eso se enfoca el artículo, de que no existen datos precisos sobre ese fenómeno. El sistema de justicia penal, el de justicia para adolescentes y el de justicia penitenciarios para adultos, no sabe cuántos sicarios hay dentro del internamiento. En ese sentido me aboco en decir cómo detectar a esa población que es muy importante por el contexto de la guerra y del crimen organizado.

En ese sentido no hay datos, solo estimaciones de la sociedad civil que, por ejemplo, en el 2011 decía la Red Nacional por los Derechos de la Infancia que son cerca de 30 mil los niños que laboraban en toda la cadena productiva del crimen organizado, es decir, halcones, vendedores, cuidados y hasta sicarios, vigilantes, pero es precisamente por eso que en México existe una carencia en las estadísticas criminales, no hay datos precisos.

Yo, con mi investigación, calculo que para el 2014 era el uno por ciento de la población interna el que correspondía a sicarios de Sonora. Otros estudios han dicho que es el 15 por ciento de los jóvenes que están internos por delitos graves en México son los que pertenecen al crimen organizado, también en toda la cadena productiva de ese tipo de organizaciones.

 

¿Cómo traducir sicariato?

Es un fenómeno social y es un concepto donde me enfoqué en mi trabajo. El derecho debe adecuarse a una realidad que parece ya nos rebasó en México.

 

¿Cómo te sientes de haber ganado ese premio nacional sobre investigaciones criminológicas?

Es un honor que se haya reconocido este trabajo que considero es precursor en el tema, que es emergente, traído por la realidad e impulsado por la guerra contra el narco en los últimos 10 años. Es un tema nuevo que ha venido a más durante estos últimos 15 años, han cambiado cuantitativa y cualitativamente este fenómeno, hay más muertes y el modo también ha cambiado.

¿Por qué consideras que el ser sicario es un fenómeno que demanda ser estudiado desde una perspectiva integral?

Porque los fenómenos delictivos y los sociales son multifactoriales, integrales, por eso retomé una teoría de la delincuencia juvenil llamada ‘teoría interaccional’ y que decía que los jóvenes o el adolescente se ve influido por factores familiares, de amistades, del barrio, en el contexto primaria y también se dice que la delincuencia provoca un efecto de vuelta en estos mismos campos.

En ese sentido encontré que esos muchachos se ven influenciados por su medio ambiente, por sus entornos. Si jóvenes fueron pistoleros o sicarios, fue porque en su medio ambiente se permitía, se daban esos fenómenos.  Es un fenómeno que no es propiciado por las carencias materiales o económicas, sino que es algo cultural de donde ellos crecen.

 

¿Estamos preparados como país para atender ese tema como se debe?

En mi investigación me enfoco que, al ser un tema emergente, como sociedad creo que no estamos preparados todavía y menos el Gobierno o el sistema de justicia para la realidad. La realidad nos rebasó y apenas estamos comenzando a dimensionar los efectos que tiene esta problemática que es la seguridad pública y en específico el crimen organizado.

 

¿Qué crees pueda pasar con el trabajo que realizaste?

Es un tema complejo que requiere de análisis complejos, integrales, mi trabajo es exploratorio, es decir, que se pretenda llegar a un plus para poder entender mejor este tipo de fenómenos y atenderlos de una manera más adecuada a la realidad.

 

Finalmente, ¿cuál puede ser la expectativa de vida de un joven sicario?

De acuerdo a datos, a los siete meses en promedio un joven o niño que es utilizado en este país por el crimen organizado para cometer delitos, o termina torturado, muerto o en la cárcel.

Y de acuerdo a datos proporcionados por la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), hasta septiembre de este año, en la entidad 90 jóvenes de entre los 15 a los 24 años han perdido la vida por disparos de armas de fuego.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios