“CIUDAD OBREGÓN REQUIERE DE MODERNIDAD EN SUS CALLES”

Por

en

Ciudad Obregón ha crecido con el paso del tiempo, pero es necesario que haya también un desarrollo a la par, para lo cual urge una mejor movilidad para poder transitar y cruzarla, fue el sentir generalizado de los invitados al programa La Entrevista Sin Censura de Medios Obson TV.

En nuestro programa abordamos el tema del proyecto de “Pares Viales”, contando con la presencia del encargado de este proyecto, Javier Coboj García, además de representantes de la sociedad civil como Verónica Mungarro de Conadevi y Lorena Soto de Amexme.

Para hablar sobre la importancia de este proyecto, estuvo Gilberto Verdugo, coordinador Movilidad, Tránsito y Transporte; pero también la representante del comité de vecinos de la calle Quintana Roo, quienes se oponen, principalmente a la franja roja que los dejaría sin espacio para estacionamiento.

Mientras que el arquitecto Coboj García asegura, que el proyecto es de ciudad, de movilidad, que le urge a Ciudad Obregón, Gilberto Verdugo señaló que no se puede detener la modernidad, “nuestra ciudad ha crecido, pero no se ha desarrollado, y creo que es el momento de empezar a decidir ese tema del desarrollo de la ciudad”.

Las representantes de la sociedad civil avalan también los beneficios de este proyecto, aseverando que se estaba volviendo una ciudad lenta para transitar.

Por el contrario, a este proyecto le falto socialización, y tomar en cuenta las diferentes afectaciones que pudiera ocasiones.

Sin embargo, Bárbara Muro se mostró contenta, ya que este proyecto unió y movilizó a la sociedad, “muy complacida que la franja roja nos haya unido, como sociedad, como empresarios, como hombres y mujeres y como sociedad en general cajemense”.

“Este tema vale la pena analizarlo por el alto impacto social y económico que está teniendo y va a tener en los próximos días”, detalló.

 

Antecedente

En el mes de diciembre del 2019, el Ayuntamiento de Cajeme informó de manera oficial que en ese mismo mes comenzaría la señalización de la calle Quintana Roo, en el tramo del Bordo Prieto a la calle 200, con sentido de norte a sur.

En voz del Secretario de Desarrollo Urbano, José Carlos Galindo, informó que a partir de los primeros días de enero, la calle Quintana Roo será de un solo sentido, convirtiéndose en par de la calle California.

En ese entonces, el funcionario no descartó el que se coloquen semáforos donde se requieran de manera sincronización, y se limite el espacio para estacionamientos, situación que también se analiza realizar en la calle California.

Este proyecto contempla 8 pares viales, que incluyen las calles No Reelección, Guerrero, Cananea, Norte, de oriente a poniente y Coahuila, Tabasco, California y Quintana Roo, con sentidos de norte a sur y viceversa.

Para la aplicación de este proyecto de “Pares Viales”, se invertirán 12 millones 700 mil pesos.

A partir de que arrancó la señalización sobre la Quintana Roo, y el pintado de la franja roja para indicar que no pueden estacionarse, comenzaron una serie de manifestaciones por parte de los vecinos y comerciantes ubicados sobre esa calle.

 

Es un proyecto integral

“Es un proyecto que necesita la ciudad, le urge a la ciudad esto”, recalcó el arquitecto Coboj, además de hacer mención de que las calles se están utilizando a un 33 por ciento, se tiene una deficiencia de muchos años y no se ha atacado realmente.

“Este proyecto de pares viales es un proyecto de ciudad, es un proyecto de movilidad, que traemos en el Ayuntamiento, en el cual queremos integrar al casco urbano con la zona norte y la zona sur, oriente y poniente”, dijo por su parte, Gilberto Verdugo.

Como constructores de vivienda, en Conadevi han participado en varios proyectos que tienen que ver con el desarrollo de la ciudad, y Verónica Mungarro recordó que hace muchos años el proyecto de la calle Quintana Roo era de un solo sentido.

La controversia se generó al preguntar por el proyecto, el cual lo desconocen los diferentes sectores, los vecinos, los comerciantes, y que los responsables se lo han guardado hasta después de ponerse en marcha el mismo.

Durante la semana pasada, se abrió una mesa de trabajo a petición de la comisión de Desarrollo Urbano, que a lo largo de los cinco días se reunieron con representantes de los diferentes sectores, primero, para conocer realmente el proyecto, y después, presentar opciones y posibles ajustes.

 

Falto socializar el proyecto

“No nos han presentado el proyecto como tal todavía”, puntualizó Bárbara Muro; hizo referencia de que se empezó al revés, los vecinos de la Quintana Roo sienten que fue una imposición, principalmente por la franja roja.

Reconocen que es un proyecto moderno, pero sí se afecta la economía que no tiene los recursos para buscar una plaza comercial para poder instalarse.

Comentó que no es solo un problema de vialidad, sino que se afectan los vecinos, que ha pasado de ser una zona de vivienda, se fue transformando en una zona comercial.

Hizo algunos señalamientos de alternativas que no les han presentado para el servicio de transporte, el acceso a algunas áreas habitacionales como La Joya y el Fovissste.

Dejó en claro que los vecinos se niegan a la franja roja, porque lo consideran un golpe negativo a los comercios, a las viviendas sobre la calle Quintana Roo.

Reiteró que se hizo sin realizar un estudio socio económico y de población.

El arquitecto Coboj mencionó que se tiene que pagar algún costo, “Sabíamos que debíamos pagar este precio político, si se puede decir así, ¿por qué? Por el bien de la ciudad, la ciudad lo requiere, a lo mejor y unos cuantos van a sentirse afectado de manera directa, pero los más van a ver los beneficios a corto plazo”.

 

 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios