ABANDONAN MILITARES OPERATIVOS CONJUNTOS, TAL Y COMO LO ANUNCIÓ ALFONSO DURAZO

Por

en

Este lunes 17 de febrero se cumplió una semana desde que el Ejército Mexicano fue retirado de los operativos para combatir la delincuencia en los municipios de Sonora, labor que ahora estará a cargo de la Guardia Nacional.

Aunque desde el inicio del actual gobierno federal se previa tal medida para consolidar la figura de la GN, la medida tomó por sorpresa a operadores policiacos en el municipio de Cajeme.

Ello debido a que desde hace algunos meses la tendencia criminal avanza notablemente sin que hasta el momento haya resultados de la Guardia Nacional.

Alfonso Durazo Montaño, titular de Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, aseguró que con la formación de la Guardia Nacional se marcaría el inicio del fin de la violencia en el país.

‘Con toda responsabilidad podemos decir que con la Guardia Nacional muy pronto los días más oscuros de la inseguridad en nuestro país habrán quedado en el pasado’, declaró Durazo Montaño.

Trascendió que la orden surgió de los altos mandos de Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encabezada por Luis Cresencio Sandoval.

La nueva disposición era desconocida por algunos mandos de corporaciones hasta el 15 de febrero, cuando les informaron que ya no participarían en los operativos conjuntos que venían realizando.

 

En Cajeme, la violencia no cesa

Tan sólo en la primera quincena de febrero se han cometido 20 asesinatos, que aunados a los 39 del mes de enero, aumenta a 59 homicidios en apenas 47 días transcurridos del 2020.

La medida de consolidación de la Guardia Nacional resulta desacertada, al menos en Cajeme, porque desconocen el entorno urbano y Valle del Yaqui.

Se dice que tampoco cuenta con el estado de fuerza suficiente para atender los frecuentes llamados de episodios de alto impacto.

Se advierte que trabajan con recursos limitados en patrullas de la Policía Municipal, pero sobre todo hay un desconocimiento casi total de colonias y sectores focalizados por la violencia.

Las condiciones de inseguridad en el municipio ponen de momento en desventaja a personal de la Marina y Armada de México al no existir, además, una articulación con el resto de las corporaciones.

Incluso no se ha logrado en lo mínimo disuadir la presencia de grupos delictivos ante la falta de una estrategia clara y contundente.

Lo anterior vendrá a complicar el estado de indefensión de la ciudadanía por parte de la Federación al no contar con la capacidad para enfrentar y desalentar las constantes agresiones armadas que en la mayoría de los casos han resultado mortales.

 

Cierra base militar

Tras el cierre de la base militar que funcionaba en la colonia Kuraica, en Pueblo Yaqui, retornaron grupos armados.

Dicha base fue instalada en febrero de 2017, luego de las reiteradas peticiones por parte del entonces comisario Trinidad Sánchez Leyva.

En ese entonces arribaron cerca de 50 soldados con un parque vehicular que constaba de tres carros, un camión y dos camionetas, en los cuales realizaban rondines de vigilancia en dicha comisaría y sus respectivas delegaciones, entre otras comunidades del Valle del Yaqui, operativos coordinados con oficiales de la Policía Municipal.

Sin embargo, a finales de 2018 el personal militar abandonó el cuartel, lo que generó que regresaran los embates criminales al sector y de nueva cuenta se alzara la voz por parte de la ciudadanía intranquila.

De esta forma, dicho destacamento fue reactivado a mediados de junio de 2019 y poco menos de seis meses nuevamente fue abandonado.

A partir de entonces reaparecieron vehículos con gente armada y debido a esto se ha reforzado la vigilancia y prevención del delito con la Policía Rural.

Habitantes de esa comisaría no esconden el temor de que pronto podrían estar sufriendo los embates criminales de grupos delincuenciales.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios