JORGE ARMENTA ÁVALOS, UN MES SIN JUSTICIA

Por

en

Hermosillo.- El silencio de las autoridades es más ensordecedor que las balas enemigas que le arrancaron la vida a nuestro director editorial Jorge Miguel Armenta Ávalos.

Este martes 16 de junio se cumple un mes del mortal atentado contra el fundador de esta casa noticiosa.

No hay nada claro. Ni el principio, mucho menos el final de la carpeta de investigación, en la que están puestas todas las esperanzas de esta Redacción que exige justicia.

A nombre de la familia, de los colegas que esperan los nombres y condenas contra los responsables.

Son 30 días de buena voluntad. De no perder la fe en las autoridades. De no saber qué responderle a quienes preguntan por el buen Jorge.

La única novedad que ha sabido este reportero es que en una valerosa entrevista, el colega y amigo Ricardo López cuestionó sobre este caso al almirante Rubén Alfonso Vargas Suárez, quien apenas y soltó que la averiguación fue atraída por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Fiscalía General de la República (FGR), lo que es totalmente falso. 

Fiel a sus principios castrenses, el Comandante de la Cuarta Región Naval, con base en el Puerto de Guaymas, musitó esta brevísima respuesta.

Este -si acaso avance- fue lo único que he conocido de cualquier investigación, diligencia, trámite o papeleo.

 

Casos resueltos

Las comparaciones son odiosas, pero los dos anteriores asesinatos de periodistas en la entidad fueron resueltos en menos de una semana de acontecidos.

Es el caso del periodista y productor Reynaldo López, quien fue ultimado a balazos la tarde del 16 de febrero de 2019 y para el día 21 de ese mismo mes y año ya había siete detenidos y tenían construido el caso bajo una supuesta “confusión”.

La celeridad de la Fiscalía sonorense también se mostró en el crimen de Santiago Barroso, muerto de tres tiros la noche del 15 de marzo de 2019.

Así, 29 días después de la ejecución de Reynaldo, se presentó el ataque a Barroso, en San Luis Río Colorado.

La Fiscalía estatal resolvió el 22 de marzo de 2019, solo una semana después de la ejecución, que Santiago habría sostenido una relación extramarital y el esposo de la mujer, con quien sostenía un vínculo, lo habría acabado a tiros.

 

El caso de Jorge no avanza

Ahora, a la muerte de nuestro jefe editorial, se suma el violento asesinato de José Castillo, director del portal “Máxima Prioridad”.

Este último murió al momento de pedir auxilio después de ser acuchillado en el baño de su casa y arrastrarse hasta la banqueta en busca de ayuda.

Podemos continuar con el listado de ataques y amenazas contra periodistas en Cajeme, Sonora, pero no es el caso.

Solo es un llamado a terminar con la justicia selectiva; a que se esfuercen en extender el brazo de la justicia.

Nosotros, con la convicción de no quedarnos callados, hablaremos abiertamente de nuestro caso porque cuando se silencia la prensa enmudece y ensordece la sociedad.

Este también es un exhorto para los fiscales y oficiales: Ellos, que también son pueblo, pero con un cargo que respetar, con un uniforme para honrar, como lo ha expresado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aquí también se añaden las súplicas vivas de una madre, de un padre, de unos hermanos, de un cuerpo de reporteros, que subsiste al duelo, pero sería mejor si lo hicieran ungidos en el bálsamo de justicia.

Me atrevo a escribir esto a nombre de Grupo Medios Obson: La insistencia de estas letras no cesará hasta que el dolor por la pérdida de un amigo, de un jefe, de un líder, sea sanado con el tiempo y ayudaría mucho que las autoridades encargadas hicieran su trabajo.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios