COBRO DE COLEGIATURAS, SITUACIÓN DIFÍCIL DE ESCUELAS PARTICULARES

Por

en

Hermosillo. El asunto de las colegiaturas en escuelas privadas en el Estado de Sonora, ha sido un tema que ha acaparado la atención de miles de padres de familia y que tienen a sus hijos en ese tipo de educación en los municipios de esta entidad.

La presidenta de la Federación de Escuelas Particulares del Norte de Sonora (FEPNS), Teresa Margarita Orduño Rivera, explica todo lo relacionado con la posición que tienen las escuelas particulares en Sonora sobre la forma en como trabajarán en el próximo ciclo escolar 2020-2021, el cual será en línea y sobre el tema del pago de las colegiaturas.

 

¿Cuál es la situación que tienen como sector en Sonora por este regreso a clases, el cual ya se anunció será virtual y no presencial?

Sin duda esto que hemos estado viviendo desde marzo pasado es único por el asunto de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, las escuelas particulares estamos listos para el regreso a clases de manera virtual tal cual lo anunció la Gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich hace apenas unos días.

Nuestros maestros se están capacitándose en plataformas, contenidos virtuales, aprendiendo a utilizar programas, como hacer videoconferencias, usar herramientas como el Zoom, Skype y otras más que existen para en este caso impartir clases de manera virtual, ya que presencial no podremos hacerlo en varios meses.

Por eso les pedimos a los padres de familia que preparen espacios en sus casas para cuando sus hijos lleven sus clases en línea.

 

Y para este regreso a clases virtual, ¿qué deben tener los alumnos en sus casas para llevar sus clases en línea?

Lo principal es una computadora o tableta y cuadernos, ya que ocuparan al menos uno para una de sus materias. Además, no lo veamos como un dinero tirado, porque cuando regresemos a las aulas de manera presencial, esos mismos cuadernos los usaran en sus escuelas.

 

¿Ya han dimensionado como agrupación de escuelas privadas en Sonora, el tema del reclamo de padres de familia por la reducción de colegiaturas?

Sabemos que muchos padres de familia han tenido dificultad económica a causa de efectos que ha dejado el coronavirus en nuestra sociedad. Nosotros los colegios hemos estado apoyando desde que inicio todo esto con descuentos en colegiaturas, inscripciones, reinscripciones y cada escuela lo ha hecho de acuerdo a sus posibilidades.

Ahora hay una cosa que quiero decirlo con todo el respeto posible: las escuelas privadas somos una empresa y lo menos que queremos es perder a nuestros clientes, que en este sentido son nuestros alumnos. Entendemos el malestar de padres por ese tema que ha levantado mucha polémica en la entidad, pero aquí cada plantel en lo particular es quien decide si ofrece descuentos, montos a cobrar o incluso si no los otorga por los motivos que ellos consideren.

 

¿Han visto una reducción en su matrícula debido a que los padres sacan a sus hijos y los inscriban en escuelas públicas?

Si, estimamos se ha reducido la matrícula en las escuelas privadas de Sonora en estos últimos meses de un 15 aproximadamente, los cuales representan unos 2 mil a 3 mil alumnos. Sin duda es una cifra que nos preocupa, pero no nos habremos de rendir y confiamos que podremos salir adelante y posteriormente poder recuperar a todos esos alumnos que sus padres decidieron inscribirlos mejor en la educación pública.

 

¿Cuántas escuelas privadas conforman la Federación de Escuelas Particulares del Norte de Sonora?

Son 42 escuelas y cada una de ellas tiene costos por sus servicios diferentes. Nosotros atendemos a unos 24 mil alumnos y contamos con unos 3 mil docentes registrados con nosotros.

 

¿Y qué recomiendan en este tema en especial del costo de las colegiaturas en escuelas privadas?

Es muy importante que los papás se acerquen a las escuelas a exponer su situación en lo particular.  Muchas veces creemos que si se manifiestan en grupos será más fácil que las escuelas les reduzcan sus cobros. Aquí el punto que nosotros defendemos como escuelas privadas, es que al ser una empresa, nosotros tenemos también nuestros compromisos ya establecidos y que no nos podemos quitar, como el pago de maestros, los cuales ahora ya no tienen horarios en las escuelas y los cuales ahora podemos asegurarles trabajan más desde sus casas por esta nueva modalidad de las clases virtuales.

El gasto más grande que tenemos las escuelas particulares son los salarios de nuestros maestros, igualmente está el pago de impuestos, ISR, IMSS, licencias de funcionamiento, dictámenes de protección civil, agua, luz, mantenimiento, en fin, son muchas cosas que nosotros debemos de cubrir y porque estamos conscientes que tarde que temprano vamos a regresar a las aulas, porque tarde que temprano regresaremos a las aulas.

 

Señalan padres de familia que ahora ustedes no gastarán en luz, agua y otros servicios porque los planteles están cerrados y por eso exigen que ustedes bajen sus precios, ¿cuál es su postura?

Los entendemos en su sentir, pero por eso mismo lo comente antes: cada escuela decide si otorga descuentos en cobros de su alumnado. Solo ellos pueden decidir, nosotros no podemos obligarlos. Sinceramente entendemos la molestia de muchos padres por ese tema en particular, pero aquí cada escuela decide que descuentos puede otorgar.

Se de escuelas que han reducido sus cobros en un 10 a un 20 por ciento por ejemplo y lo cual resaltamos porque demuestra que hay esfuerzo en dicho tema en especial.

Finalmente decirles a todos los padres de familia que tienen a sus hijos en escuelas privadas en Sonora, que confíen en nosotros, nos interesa por supuesto nuestro trabajo, que sus hijos aprendan y por eso nosotros estamos haciendo todo lo que están en nuestras manos para prepararnos para el próximo ciclo escolar que ya sabemos será en línea.

Sabemos que no es fácil pagar una colegiatura, pero también sabemos que vale mucho la pena la educación que los estudiantes reciben en nuestro sistema educativo. Los colegios particulares igualmente hemos sufrido económicamente durante esta pandemia, pero no nos rendimos y por eso seguimos adelante.

Recuerden: no somos sus enemigos sino sus aliados, queremos que nuestras niñas, niños y jóvenes estén bien y aprendan.  Vamos a salir adelante y sé que vamos a volver en pocos meses a las aulas con todos los cuidados pertinentes.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios