FISCALÍA NIEGA JUSTICIA EN CASO DEL PERIODISTA JORGE ARMENTA, A TRES MESES DEL ASESINATO

Por

en

Hermosillo. La Fiscalía General de Justicia en el Estado se ha encargado de enredar la carpeta de investigación iniciada por el asesinato Jorge Armenta Ávalos, director y fundador de Grupo Medios Obson.

Sencillo: Lo ideal sería que la FGJE turne el expediente a Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión para que el caso sea resuelto a la brevedad posible en el ámbito federal.

Complicado: La Fiscalía reserva la carpeta de investigación hasta enero de 2021 y ni siquiera los afectados, en este caso familiares y abogado defensor, tienen acceso a la directriz judicial y sus avances periciales.

Claudia Indira Contreras Córdova, la fiscal sonorense, se ha obstinado con retener el caso pese a que está fuera de su alcance de actuación.

Braulio Díaz, ministerio público de la Fiscalía General de la República (FGR) y encargado de la carpeta de Armenta Ávalos, envió el requerimiento para que se le entregara la documentación del caso y, ante el desacato de la fiscal, solicitó que se le apercibiera por la vía administrativa el pasado 29 de julio.

Supuestamente, la amonestada se escudó en una resolución emitida por el juez de control Eugenio Medina Durán, quien el 14 de julio anterior reservó el expediente para las víctimas y ofendidos.

No solo eso. Esta misma resolución fue alterada para solo dar acceso, exclusivamente, al ministerio público del fuero común.

La Fiscalía General de Justicia en el Estado ha convertido el expediente en una trama telenovelesca, sin importarle los vuelcos de corazón que provoca en familiares y amigos de Jorge.

Este 16 de julio se cumplieron tres meses de ataque artero a la libertad de expresión sonorense, así lo determinó hace un mes en una audiencia privada un juez de control del fuero común.

Aquella audiencia privada fue una victoria pírrica. Por un lado, reconocen que el asesinato de Jorge Armenta fue por su labor periodística, pero por el otro, concede que se encripte el expediente por los próximos seis meses.

“El momento amargo fue cuando nos enteramos que ya no vamos a poder conocer el contenido de la carpeta de investigación aun siendo víctimas u ofendidos”, expresó aquel día Oscar González Ulloa, abogado defensor y representante legal de la familia.

Esta decisión del Juez de Control, añadió el litigante, se basa en el Artículo 220 del Código de Procedimientos Penales, la cual fue creada para proteger parte de la carpeta de investigación, pero no todo el contenido.

“Es un mal uso de la figura de reserva, ya que ningún Artículo debe ir en contra de la Constitución, nosotros consideramos que es una grave violación a nuestro derecho como víctima y ofendido, el Artículo 20 Constitucional nos señala que, en todo momento, no solo podrá conocer la carpeta, sino que tiene derecho a copia autentificada de la misma”, argumentó.

Y más recientemente explicó que la decisión de bloquear el expediente de Jorge Armenta no está firme por haber una impugnación en curso contra de la decisión del juez de control, por lo que el ministerio público del fuero común, Aurelio Saúl González Arias, tiene la obligación de mostrar tanto a la defensa como víctimas e imputados la carpeta de investigación.

“La actitud del ministerio público González Arias, que es el que lleva el caso de Jorge Armenta, sigue siendo de negativas, de encubrimiento, ni siquiera estamos solicitando que nos dé copia del expediente, solamente queremos que nos deje verlo”, subrayó el jurista.

La trama urdida por la fiscalía sonorense también se contrapone a la opinión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien durante su novena gira de trabajo por la entidad reconoció que de cuatro ejecuciones de periodistas acontecidas en Sonora desde que inició su mandato solo falta por resolver el de Jorge Armenta.

“El asesinato de periodistas, de cuatro, en los últimos años tiempos; ya tres fueron aclarados, con detenidos y uno más en proceso de investigación.  O sea, son de las cosas que les tenemos que informar”, resaltó el jefe del Ejecutivo mexicano durante La Mañanera del jueves 6 de agosto, organizada en el 60 Batallón de Infantería de Cajeme, Sonora.

Jorge Miguel Armenta Ávalos, líder editorial de este grupo noticiosos fue acribillado la tarde del 16 de mayo anterior y hasta ahora -tres meses después- la Fiscalía General de Justicia del Estado no ha presentado una sola línea de investigación que esclarezca el crimen.

Desde que inició la administración de López Obrador, el 1 de diciembre de 2018, han asesinado cuatro periodistas en Sonora: Reynaldo López, el 16 de febrero de 2019; Santiago Barroso, el 16 de marzo de ese mismo año; Jorge Armenta, el pasado 16 de mayo; y José Guadalupe Castillo, el 12 de junio anterior.

De estos casos, solo el Jorge Armenta no se ha resuelto y se desconocen los motivos.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios