SIN MEDIDA CRECE VIOLENCIA EN CAJEME

Por

en

Crece violencia en Cajeme Pese a que a su llegada se comprometió con la población a capturar a bandas de criminales y recuperar la tranquilidad todo quedó en un señuelo Martín Mendoza Última Palabra Para el capitán de fragata de la Marina, Cándido Tarango Velázquez, es más importante en Cajeme limpiar callejones que combatir la delincuencia y frenar el alud de asesinatos. 
Pese a que a su llegada se comprometió con la población a capturar a bandas de criminales y recuperar la tranquilidad todo quedó en un señuelo. Al paso de las semanas su inacción e irresponsabilidad para contener a grupos delictivos se ha volvió más evidente. Esto, en tanto que el municipio sufre a diario los embates de la muerte y los baños de sangre se han vuelto interminables. Pidió confianza a la comunidad para cumplir con la encomienda que asumió y aunque el asegura que hay resultados, estos son invisibles porque no se miran por ningún lado. Contrario a ello desde su llegada a la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal los asesinatos se mantienen con una tendencia muy elevada y sin precedente alguno.
En 123 días que tiene al frente de la Secretaría de Seguridad Pública se han cometido 285 homicidios dolosos contra hombres, mujeres, jóvenes, adolescentes y niños, muchos de ellos inocentes. De acuerdo a las estadísticas se han perpetrado 2.31 crímenes por día, mientras que infantes de la Marina se dedican solo a “pasear” protegiendolo a él y a Sergio Pablo Mariscal Alvarado, el peor presidente municipal que ha tenido Cajeme en toda su historia.
En este lapso de tiempo se han consumado lo más crueles asesinatos y la delincuencia se ha dado el lujo de privar de la libertad a elementos de la corporación. Su desastroso desempeño no solo ha cambiado la vida a la ciudadanía de todos estratos sociales sino a integrantes de la misma institución policial. Hay temor en las filas de Policía y Tránsito. Los elementos lo han exteriorizado públicamente a través de medios de comunicación locales y estatales. Debido al contundente fracaso de Tarango Velázquez, han decidido reunir firmar y solicitar un amparo a la justicia federal para que la federación se haga cargo de la vigilancia y prevención del delito. Temen por sus vidas, pero aún, así están dispuestos a seguir clamando justicia por el pueblo cajemense que ahora se enfrenta a una época retrograda y cruel con un mando militar del que solo han recibido maltrato y observado su negligente desempeño. La ciudadanía tendrá que unirse a su batalla para formar una sola fuerza que les permita no solo destituir a Tarango Velázquez de su cargo sino recuperar su dignidad como policías, así como la paz y tranquilidad que anhelan, al igual que nuestra lastimada y pisoteada sociedad.
Crece violencia en Cajeme Pese a que a su llegada se comprometió con la población a capturar a bandas de criminales y recuperar la tranquilidad todo quedó en un señuelo Martín Mendoza Última Palabra Para el capitán de fragata de la Marina, Cándido Tarango Velázquez, es más importante en Cajeme limpiar callejones que combatir la delincuencia y frenar el alud de asesinatos. Pese a que a su llegada se comprometió con la población a capturar a bandas de criminales y recuperar la tranquilidad todo quedó en un señuelo. Al paso de las semanas su inacción e irresponsabilidad para contener a grupos delictivos se ha volvió más evidente. Esto, en tanto que el municipio sufre a diario los embates de la muerte y los baños de sangre se han vuelto interminables. Pidió confianza a la comunidad para cumplir con la encomienda que asumió y aunque el asegura que hay resultados, estos son invisibles porque no se miran por ningún lado. Contrario a ello desde su llegada a la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal los asesinatos se mantienen con una tendencia muy elevada y sin precedente alguno. En 123 días que tiene al frente de la Secretaría de Seguridad Pública se han cometido 285 homicidios dolosos contra hombres, mujeres, jóvenes, adolescentes y niños, muchos de ellos inocentes. De acuerdo a las estadísticas se han perpetrado 2.31 crímenes por día, mientras que infantes de la Marina se dedican solo a “pasear” protegiendolo a él y a Sergio Pablo Mariscal Alvarado, el peor presidente municipal que ha tenido Cajeme en toda su historia. En este lapso de tiempo se han consumado lo más crueles asesinatos y la delincuencia se ha dado el lujo de privar de la libertad a elementos de la corporación. Su desastroso desempeño no solo ha cambiado la vida a la ciudadanía de todos estratos sociales sino a integrantes de la misma institución policial. Hay temor en las filas de Policía y Tránsito. Los elementos lo han exteriorizado publicamente a través de medios de comunicación locales y estatales. Debido al contundente fracaso de Tarango Velázquez, han decidido reunir firmar y solicitar un amparo a la justicia federal para que la federación se haga cargo de la vigilancia y prevención del delito. Temen por sus vidas, pero aún, así están dispuestos a seguir clamando justicia por el pueblo cajemense que ahora se enfrenta a una época retrograda y cruel con un mando militar del que solo han recibido maltrato y observado su negligente desempeño. La ciudadanía tendrá que unirse a su batalla para formar una sola fuerza que les permita no solo destituir a Tarango Velázquez de su cargo sino recuperar su dignidad como policías, así como la paz y tranquilidad que anhelan, al igual que nuestra lastimada y pisoteada sociedad.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios